¡Cómo sentirte bien en tu piel!

¡Cómo sentirte bien en tu piel!

¡Sigue estos 10 pasos esenciales para lograr sentirte bien en tu piel y serás feliz!

La perfección es difícil de conseguir, ¡muy cierto! ¡Pero lo que podemos hacer es al menos luchar por ello! La mayoría de nosotros nos desarmamos cuando nos miramos en el espejo y encontramos: ¡defectos y sólo defectos!

¿No estás feliz con la forma en que te ves? ¡Aquí hay algunos consejos para recuperar la confianza en ti mismo y sentirte mejor en tu piel!

1. ¡Eres hermosa!

¡Acepta tu apariencia y sobre todo aprende a amarte a ti mismo! ¡Incluso si no cumples con los estándares de belleza como una top model, eso no significa que seas menos encantador o que no puedas tener una pareja y amigos que realmente te aprecien! ¡Olvídate de que tu nariz es demasiado grande y piensa que todo el mundo te está diciendo que tienes unos ojos preciosos!

2. ¡Deja de quejarte de piedad innecesaria!

¡Deja de culpar de todos tus defectos a los complejos! ¡No perdiste tu trabajo por la celulitis! Y aunque lo fuera, mucho mejor: aquellos que no saben ver tus cualidades y se detienen solo en algunos falsos pretextos, ¡no te merecen! Y lo más importante, deja de decirte que eres demasiado, no sé cómo, o demasiado poco… ¡Cuanto más repitas estas cosas, más terminarás creyéndolas!

 

3. ¡Comunícate más con los que te rodean!

¡Confianza! ¡Habla con alguien en quien confíes absolutamente! Invítalo a salir bien si ya no está absorto en la conexión. Si reconoce este defecto en ti, es posible que no sea un buen amigo tuyo o que sea demasiado honesto.

4. ¡Comparte tus defectos!

Pregunta a tus amigos si tienen algún defecto que les gustaría corregir… ¡Verás que todos tienen algo que culpar! Y finalmente, ¡todos se sienten bien y así sucesivamente!

5. ¡Busque el consejo de un especialista!

Si los complejos acaban por arruinarte la vida, no dudes en consultar a un especialista. Un psicólogo te ayudará a recuperar la confianza.

6. ¡Elige a tus amigos con cuidado!

¡Intenta estar rodeado de personas que realmente te aman! ¡Evita a los que te critican fácilmente y que solo buscan desanimarte! Si es necesario, haz nuevos amigos… ¿Tus mejores amigos que ya no se contentan con “no has subido de peso” son realmente tus amigos?

7. ¡Cuenta con tus cualidades!

Haz una lista de todas tus cualidades: sentido del humor, honestidad, eficacia, generosidad… ¡Verás que lo estás haciendo muy bien en este sentido! ¡Tenga esta lista a mano (en su diario favorito) para echarle un vistazo en caso de que se sienta deprimido!

8. ¡Deja de pesarte!

¡Detén estas ganas locas de perder peso y haz este cambio en pequeños pasos, calculados, seguros! Si es absolutamente necesario, ¡busca el consejo de un nutricionista para que te recomiende una dieta personalizada!

9. ¡Siéntete bien en tu piel!

¡Experimenta esas sensaciones que realmente te hacen feliz! Ve a la sauna y programa una sesión de masaje. ¡No dudes en comer una deliciosa comida de vez en cuando!

10. ¡El nuevo guardarropa!

¡Elige prendas que resalten tu figura y personalidad! ¡Renuncia a todas esas piezas inútiles, en las que te escondías como en un bolso y te escapabas de compras, optando por cortes y tonalidades mucho más alegres!

Sé realista y deja de compararte con las estrellas de las portadas de las revistas, verás que eres una persona única, expresiva, hermosa – ¡feliz!

 

Leave a Reply