Los 10 mejores destinos de luna de miel

Los 10 mejores destinos de luna de miel

Desde remotos lugares exóticos hasta playas paradisíacas… si buscas un lugar romántico o aventurero para disfrutar con tu pareja, estás en el lugar indicado.

Aquí está nuestra lista de los 10 mejores destinos para que su luna de miel sea inolvidable.

1. Santorini: luna de miel mediterránea

Esta isla del Egeo es un escenario perfecto para el romance y el placer: aguas cristalinas, gastronomía fascinante y la energía de un volcán dormido. Su capital es la típica ciudad de las Cícladas, llena de casas blancas con cúpulas azules. Un paisaje de ensueño para disfrutar de tu luna de miel.

En Santorini puedes dar un paseo por la playa y descubrir las arenas negras de Kamari o navegar hasta el volcán Nea Palea y caminar por sus senderos de lava sólida. ¿No suena genial? No te pierdas las puestas de sol en cualquiera de sus pueblos rocosos, son una maravilla. Junto a una refrescante copa de assyrtiko, vino blanco local y un plato de marisco fresco, te aseguramos una luna de miel inigualable en Europa.

2. Bahía Drake: Costa Rica y su naturaleza salvaje

Está claro que si eliges Costa Rica para tu luna de miel es porque amas la naturaleza. Y si es así, ¿hay algo mejor que una luna de miel en un impresionante parque natural? En este paraíso también encontrarás lagunas escondidas, kilómetros de playas que se adentran en el Pacífico y un clima tropical que lo convierte en el destino perfecto para cualquier época del año.

 

Bahía Drake se encuentra en el Parque Nacional Corcovado, uno de los ecosistemas más diversos del mundo. Para acceder a él es mejor hacerlo con la ayuda de un guía, aunque también existe una red de rutas que conectan los diferentes aparcamientos que se pueden recorrer en coche. Después de la aventura, nada mejor que refugiarse en el hotel y escuchar por la noche los románticos e inspiradores sonidos de la naturaleza que te ofrece uno de los lugares más mágicos para tu luna de miel.

3. Marruecos: la tierra de los mil contrastes

Un lugar lleno de magia y muchas especies, en Marruecos podrás despertar tus sentidos, conociendo diferentes costumbres, con una nueva cultura milenaria, llena de historia y tradición; enriquecido por la amabilidad y hospitalidad de su gente, quienes harán de su luna de miel un viaje inolvidable.

Su variedad gastronómica es conocida internacionalmente y se distingue por su gran riqueza y diversidad. Además de su gastronomía, podrás conocer una naturaleza sorprendente, de las grandes ciudades imperiales como Marrakech, Fez, Meknes o Rabat, y podrás disfrutar de hermosas playas de arena fina y enigmáticas dunas en el desierto. Entre las actividades que puedes realizar está montar a caballo, dormir en el desierto, visitar sus parques nacionales. Si buscas lugares llenos de cultura y aroma para ir de luna de miel, este es el mejor destino.

4. Maldivas: un destino de ensueño

¿Buscas sol y playa? Aquí tienes el lugar perfecto, estas islas se distinguen por sus aguas cristalinas, un gran universo de vida marina y sus paisajes submarinos, que las convierten en el lugar perfecto para los amantes del buceo.

La belleza de sus aguas se acompaña de extensas playas de arena blanca y fina, ideales para descansar, relajarse y mimar a tu pareja. En este lugar puedes encontrar lugares exóticos, como salas sobre el agua, restaurantes submarinos, donde disfrutar del fondo marino sin mojarte.

5. Montego Bay: la arena suave de Jamaica

Te gusta la arena blanca y el horizonte azul del Caribe, pero ¿eres de los que necesita algo más? Perfecto, entonces la mejor opción es Montego Bay. En este hermoso lugar de Jamaica encontrarás golf, aguas termales, finos restaurantes y hasta casas fantasma.

Puedes hospedarte en lujosos resorts 5 estrellas o pequeñas casas de huéspedes, a solo unos pasos de sus playas, rodeado de plantas tropicales. Renueve su vitalidad en las aguas termales de Doctor’s Cave, sumérjase en Montego Bay Marine Park o entrene en los 18 hoyos de Cinnamon Hill Golf Club.

6. Boipeba: la isla más hermosa de Brasil

Si está buscando uno de los lugares más paradisíacos para su luna de miel, en una isla remota, lejos de la civilización y llena de playas vírgenes, Boipeba es el lugar perfecto. La isla más hermosa de Brasil forma parte del archipiélago de Tinhare, a 150 kilómetros de Salvador, la capital de Bahía, y está lejos de cualquier destino turístico común: ¡todo es salvaje, ni siquiera hay autos!

Desconecta flotando en sus incomparables piscinas naturales en Morere o caminando por los pequeños senderos para ir de playa en playa. Termine el día con una copa en los pequeños restaurantes de Velha Boipeba, la ciudad con el mayor número de alojamientos. La mejor época para visitar la isla es de octubre a marzo. Aunque cuesta un poco llegar hasta allí, no habrá otro destino como este para vivir una luna de miel al estilo de La Laguna Azul. Un plus para cualquier relación feliz .

7. Koh Samui: la isla más concurrida de Tailandia

Si te apetece ir de fiesta después de una boda, Koh Samui es el destino perfecto. Una de las islas más visitadas de Tailandia, Samui ofrece no solo increíbles playas para bucear, hacer snorkel o tomar el sol, sino también una enérgica vida nocturna, la más variada de las islas.

Las playas más vibrantes son Chaweng y Lamai. Para una luna de miel de lujo, encuentre alojamiento en la playa de Choeng Mon, pero no se pierda una visita al pueblo pesquero de Bophut. Descubre sus cascadas, hazte un masaje en sus numerosos spas y estira las piernas hasta el Gran Buda, una llamativa estatua amarilla de 15 metros de altura.

8. Sicilia: playas e historia en Italia

Más allá de los clichés, la isla más grande del Mediterráneo tiene una historia arqueológica de valor incalculable, así como vastas aguas turquesas, perfectas para el buceo. Además, su amplia oferta gastronómica justificará las largas horas en la mesa, inevitables si hablamos de Italia.

Una luna de miel en Sicilia en las calles medievales de sus ciudades más grandes -Palermo, Siracusa y Catania- y las innumerables piedras históricas en sus ciudades más pequeñas. Desde templos griegos hasta iglesias bizantinas, cuevas y catacumbas. Escala el monte Etna, el volcán más activo de Europa, y graba en sus retinas las columnas de humo que suben por su chimenea. Si te gustan los dulces, Sicilia es la tierra de los cannoli, postres de masa crujiente rellenos de ricota.

9. Venecia: una experiencia romántica

¿Quién no ha visto el típico paseo en góndola de las películas? Si este era uno de tus sueños de infancia, qué mejor momento para visitar Venecia que en tu luna de miel. Para este viaje, aprovecha para disfrutar del paseo en góndola por la noche y deja que las notas musicales del acordeón y la voz del vaslas o gondolero mientras interpretan una hermosa ópera italiana te llenen por completo del romanticismo típico de este escenario.

Por la noche, la ciudad cobra vida y caminar por sus principales lugares se convierte en una experiencia maravillosa, apreciar la genialidad de la Plaza de San Marcos y disfrutar de los restaurantes locales que ofrecen una variedad de comida deliciosa. Unas vacaciones en Venecia es uno de los mejores regalos para tu luna de miel.

10. Bora Bora: Polinesia Francesa al máximo

Exacto, este es el destino lejano y exótico con el que todos soñamos cuando queremos escapar de nuestro día a día. ¿No es la luna de miel la gran excusa que estabas esperando? Hoteles construidos sobre el mar, arrecifes de coral y valles exóticos tropicales. ¿Algo más? ¡Sí, buenos cócteles!

Bora-Bora es una de las islas más hermosas del mundo y también un lugar elegido por celebridades. Afortunadamente, además de sus resorts de lujo, también puedes encontrar alojamientos más económicos, sin perder ni un ápice de belleza. Explore las montañas Pahia y Otemanu, navegue en sus aguas azules en un catamarán y busque tortugas marinas. Una buena idea para terminar el día es con un cóctel en Bloody Mary’s, uno de los bares más famosos de la isla, para seguir planeando el futuro romántico que te espera.

 

 

Leave a Reply